En 1969, Warren sacó a la venta su tercera revista Vampirella, que dio nombre a uno de los iconos mundiales del cómic. Tras unos problemas creativos, Frazetta creó a regañadientes (originalmente la pintó desnuda), la primera vampiresa en bañador de la historia, esa portada se convirtió en leyenda y se subasto por 77000 dolares.

Original de Frazetta con Vampirella desnuda (No se encuentran imágenes de esta con una buena resolución)

Imagen clássica de Vampirella de Frazetta, ahora si con bañador, origen, este, del enfado del maestro.

Muchos años después, Kevin Eastman, uno de los creadores de las tortugas mas famosas de la historia y, mas tarde, impulsor de la revista Heavy Metal, decidió convertir a su mujer Julie Strain en otro icono, llamado Fakk2. Naturalmente, la vistió también con un bañador rojo y haciendo que la dibujaran monstruos del lápiz como Bisley o Juan Jiménez.

La guapísima Julie Strain.

Fakk2 dibujada por Simon Bysley.

La ilustración de Juan Jimenez.

Vampirella nos dio la oportunidad de conocer el Arte de otro grande, el virtuoso Pepe González que creó posiblemente, la versión mas reconocible del personaje y también, de paso, el póster mas colgado de los años 70, basándose curiosamente para la pose en una bailarina de flamenco.

La ilustración del gran Pepe Gonzalez.

Vampirella, en un giro de argumento de una originalidad extraordinaria, no era una no muerta, tenia origen extraterrestre. Venía de un planeta llamado Draculón donde, lógicamente, la sangre manaba de las fuentes y consumía un suero que sustituía su sed de Sangre. Pero, ciertamente, nadie parece acordarse de dicho alucinante argumento. Vampirella es un icono ,un mito que se retroalimenta de la fascinación que provoca en dibujantes, escultores y otros artistas.

Tal vez sea también, que cuando tus padres son Frazetta y Pepe González, poco importa el resto, después de todo, quien no reconoce claramente elementos de esas historias en Blade o Underworld.

 Vampirella por Frazetta

Vampirella por Pepe Gonzalez

La última vez que Vampirella llamó mi atención, fue como no podía ser de otro modo, cuando uno de los próceres de la ilustración, posó sus pinceles en ella, el gran Joe Jusko. Después de dibujarla en numerosas ocasiones, se decidió a hacer dos tomos de cómics de Vampirella, sin renunciar a su estilo de ilustrador. Vampirella Blood Lust es una autentica y recomendable maravilla, muchas paginas seguidas rebosantes de ilustraciones portentosas.

Portada de Vampirella Blood Lust de un tomo de cómic de Joe Jusko.

Alexis Calvo.