Todo sería mucho más divertido si lo dibujara Sam Kieth, este súper dotado de la tinta, que se hizo popular entintando Sandman, ocultaba un estilo propio, único, particular…

Muchos dicen que el señor Kieth es como un cruce de Tex Avery y Frazetta, tiene un estilo que encaja con un cómic realista pero, que en un momento inesperado, puede revolucionarse y convertirse en un cartoon de la Warner. Sus personajes son exuberantes, domina como nadie una anatomía curiosamente real, pero pasada por un divertido espejo cóncavo. Sus personajes pueden ser “dibus” o seres masivos y peludos, todos en la misma ilustración, cómic o lo que sea y lo mas alucinante es que encajan entre ellos. Pero lo más divertido es cuando Sam coge a uno de tus personajes preferidos y lo re-interpreta a su estilo único y particular.

A modo de anécdota diré que Sam Kieth es primo de David Feiss creador de Vaca y Pollo… Las reuniones familiares tienen que ser increíbles.

Alexis Calvo