Esta entrada tiene como finalidad rendir un homenaje a aquellos ilustradores de lo cotidiano que triunfaron antes de que la fotografía en color fuera algo tangible, maravillosos cronistas de la realidad con una técnica excelente. Leyendecher, ilustrador de origen Alemán, gran amigo de Norman Rockwell pero con un estilo que se podría definir como menos hiperrealista o más personal como prefiráis.

Está clara la influencia de Leyendecker, en multitud de artistas publicitarios, una influencia que como en el caso de Rockwell sigue estando bien viva.

Como otros grandes ilustradores activos durante la época, su figura esta ligada a la Segunda Guerra mundial, en su caso pinto carteles para vender bonos de guerra.

Quiero agradecer a Pepa Saavedra, que me hiciera descubrir a este gran ilustrador.