Detrás de esas iniciales se oculta uno de los primeros artistas que logro llevar la aerografía a otro nivel, Hans Rudolph Giger fue un virtuoso de esa técnica y posiblemente el autor de las obras mas inquietantes de todos los tiempos.

Lo que muy poca gente sabe, es que también es un ejemplo de como una persona nacida en un sitio poco propicio, puede llegar a los más alto del Arte y del diseño conceptual para películas.

H R Giger nació en un perdido y desconocido pueblo de Suiza y era hijo de un farmacéutico, trabó amistad con Salvador Dalí y con Alejandro Jodorosky. Eso le condujo a participar en el fallido proyecto Dune, la cosa no cuajó, pero el éxito le llego con la película ALIEN. Allí creo con la ayuda de Carlo Rambaldi al mas popular de los bichos alienígenas de todos los tiempos.

Paralelamente a su incursión en el cine, Giger, continuó pintando y, de su imaginación, surgieron increíbles pinturas pesadillescas y también multitud de esculturas.

Alexis Calvo