He pensado que sería interesante realizar una pequeña serie de artículos sobre cámaras y técnicas de fotografía, nada extremadamente dificil, simplemente para poder mejorar en realizar fotos a nuestras figuras y que se vean decentemente. Todos llegamos a un punto que queremos mostrar nuestras creaciones, ya sea para pedir ayuda y consejo, enseñar nuestra ultima creación, llenar las redes sociales con figuras realizadas por uno mismo… Pero cuando cogemos una cámara y realizamos las fotos… ¡Sorpresa! Estas no se parecen en nada a lo que nosotros tenemos delante… Y no, no es porque idealicemos nuestro trabajo y la cámara nos muestre la cruda realidad

Hoy en día tenemos tres buenas opciones con sus pros y sus contras:

Smartphones y tables: Hoy en día, la gran mayoría de teléfonos a partir de una gama media tienen cámaras con suficiente calidad y permiten un buen ajuste y personalización. Además graban vídeos en una mas que suficiente resolución habiéndolos incluso que lo hacen en formato HD 1080p. Y también, estan apareciendo cada vez mas complementos para la mejora de de nuestras fotos con ópticas e incluso objetivos externos que aumentarán la calidad de nuestras fotos, todo apoyado por una ingente cantidad de programas y software.

Cámaras compactas: Otra muy buena opción, y con el aumento de calidad tanto de ópticas sensores y circuitería, cada vez más a contemplar, ya que nos permiten tener una cámara de muy buena calidad en un formato pequeño, lo que hará que transportemos fácilmente nuestra cámara donde vayamos además de disponer de un buen dispositivo. La opción más de bajo coste pero no por ello la peor.

Cámaras reflex: Sin lugar a dudas las reinas para este menester, si bien, el mercado está creando serios competidores con los citados smartphones, tablets y cámaras compactas. La calidad de imagen que nos ofrece una correcta y, ya no digamos, una buena reflex no tiene parangón. Tener una maquina de estas, aunque requiere un tiempo de aprendizaje para tenerla configurada y saberse “mover” por los menús, nos asegura tomas casi perfectas, ya todo dependerá de lo bien ajustada que la tengamos. Lo bueno que tienen es la cantidad de objetivos y complementos, que hará que podamos elegir la configuración de hardware que más se adapte a nuestras necesidades. Marcas como Canon o Nikon son las mas conocidas, disponiendo de multitud de modelos, calidades y un extensísimo catalogo de complementos. Pero también existen otras marcas dedicadas al sector, como Sony, Olimpus… Sin duda, si os podéis permitir la inversión, que hoy en día ya no son tan caras, no dudéis en este formato de cámaras.

Y hasta aquí el breve análisis de los tipos de cámara adecuados para fotografiar nuestras figuras, en próximas entregas de esta serie veremos como configurar i que son los valores de la cámara, la luz de la escena, edición de la imagen… Todo ello asequible y fácilmente entendible por cualquiera, ya que no se trata de hacer unos artículos tremendamente complejos y técnicos, si no, enfocarlos para que todos podáis sacar partido a la maquina que disponéis.

Joan Carles Ros “Rosman”