En esta ocasión os voy a enseñar una demostración practica de todo lo que hemos visto durante las 6 anteriores entradas, será en dos partes, en la primera (esta) vemos como hacer la foto y en la de la semana siguiente lo que tendríamos que hacer con un programa de edición de imágenes. Esta vez cambiaré los vínculos al final ya que si no, al haber tantas entradas ya, queda demasiado largo el inicio y prefiero empezar con la entrada directamente. Podréis ver además la última figura que he terminado, la cual saldrá en N. A. W. Magazine nº2 (estamos trabajando ya en ella, por supuesto).

Escena:

Tengo una mesa especifica para hacer fotos en mi estudio, en ella coloco dos flexos con bombillas de luz cálida (es el color que uso para pintar). Apoyado en la mesa y la pared del fondo (en realidad es una ventana), dispongo el fondo que no es nada mas que una cartulina, en este caso uso el gris ya que quiero un fondo neutro.

Tipo de cámara y complementos:

Normalmente uso mi cámara réflex, ya que es la mejor que tengo y con la que obtengo unos resultados más correctos. La maquina es una Canon EOS 1100D con el objetivo que venía de serie. Dispongo además de un objetivo macro, para captar detalles o ampliar una zona de la figura. Este no afecta a la configuración, la única diferencia es que no dispone de Auto Focus (AF) y tenemos que enfocar manualmente teniendo en cuenta la distancia con el objeto a fotografiar (todo se ve perfectamente en el visor o en la pantalla como vista preliminar). También al objetivo que suelo usar se le puede quitar el auto focus y enfocar manualmente.

Cómo complementos, tengo el trípode que comenté (podéis verlo en la estructura que se ve bajo la cámara) y un disparador externo con cable (los hay inalámbricos, pero no son compatibles con este modelo). Con este aparato logramos minimizar trepidaciones, en el caso de no tenerlo podemos configurar el disparador con tiempo (2 segundos o 10 segundos). Ademas tengo una tarjeta SD ya que la cámara no dispone de memoria interna y una batería (la que se suministra con la cámara).

La cámara debe de estar siempre en Manual (M) en la rueda de selección (en el rectángulo rojo), sabremos que opción es la escogida porque sera la que esté junto a la pequeña linea blanca (en el rectángulo verde).

Configurar el balance de blancos:

Esto es una cosa que debemos hacer, si siempre usamos la cámara en el mismo lugar, no hará falta configurarlo cada vez, ya que las condiciones de luz serán siempre las mismas. Para ello, pongo ahora una cartulina blanca a la que le realizare una foto.

Al encender la cámara toco el botón que tiene una pequeña cámara en él (rectángulo amarillo), cambiando así del modo de configuración y visualización por visor a la previsualización en la pantalla (este es el modo que suelo usar al hacer las fotos). Al fondo blanco (sin coger nada más en la toma) le hacemos una foto (si tenemos activado el auto focus puede que nos impida hacer la foto, ya que busca algo a lo que enfocar pero no lo encuentra, así que lo mejor es desactivarlo desde el selector que hay en el propio objetivo).

Ahora presiono el botón MENU (en el recuadro gris), con ello accedemos al menú de configuración.

Pulso la flecha hacia la derecha (recuadro naranja) para ir al segundo menú.

Ahora con la flecha hacia abajo (recuadro azul claro) bajo hasta la opción WB personalizado y le doy al SET (en el rectángulo rosa)

Ahora vemos la foto que hemos hecho con el fondo blanco, tocamos el botón SET y nos aparece la siguiente pantalla. En ella tocamos la flecha a la derecha y de nuevo SET. Con esto hemos establecido lo que nuestra cámara debe entender como “blanco” y calibrar en funcion de este todas las fotos.

Preparando la toma:

Le damos al botón MENU y volvemos a la cámara, en el caso de que hayamos echo todo el proceso desde esta pantalla, volveríamos a ella, si no iríamos a la de la previsualización de la foto; si es así, tocamos el botón de la pequeña cámara ya que tenemos que ver las opciones de configuración de esta.

Explico cada recuadro de los que he marcado:

En rojo vemos el modo que está la cámara, en este caso M (Manual).

En verde tenemos la velocidad de obturador (es decir el rato que tarda en captar luz mientras hace la toma).

En amarillo la apertura del diafragma representada por una F (es decir la opción para realizar fotos a un objeto, conjunto o una escena completa; dependiendo del valor).

En azul la ISO que siempre tiene que estar en 100 ya que este es el valor real.

En gris tenemos la tecla Q que es la que permite editar y moverse por este menú. Si queremos editar un valor tendremos que tocar Q, las flechas de dirección hasta llegar al parámetro deseado, SET para seleccionarlo y ya dentro, de nuevo flechas de dirección y SET para fijar. Yo uso estos parámetros en mi cámara, pero cada uno necesitareis unos por vuestra situación, luz y tipo de figura que queráis fotografiar.

Realizando la fotografía:

Una vez lo tengáis configurado (seguramente necesitareis hacer varias fotos para comprobaciones), pasaremos a hacer la foto definitiva. Tocamos de nuevo el botón con la camarita y vemos la previsualización de la toma (o miráis por el objetivo, lo que queráis).

Ponemos la figura que queremos fotografiar. Primero establecemos el nivel de zoom con la rueda del objetivo, yo recomiendo que el modelo ocupe gran parte de la pantalla dejando un poco de fondo por arriba y por abajo (recordad que con la cámara os podéis acercar un máximo de 25 cm ya que mas cerca no enfoca con este objetivo). Con las teclas de dirección, movemos el cuadrado (que es en la parte donde enfocaría) hasta la zona que queremos que enfoque mejor, cuando lo tengamos, apretamos el disparador suavemente y una vez enfocado apretamos firmemente (eso en caso de que tengamos el auto focus activado, si no, manualmente movemos la punta del objetivo hasta que este perfectamente enfocado y pulsamos). La fotografía ya estará echa.

Revisando la foto antes de pasarla al ordenador:

Antes de apagar la cámara, es aconsejable revisar la fotografía realizada, para ello toco la tecla que tiene el típico símbolo de “play” o reproducir (En el rectángulo naranja).

Ahora tocamos el botón en el rectángulo azul claro varias veces hasta que la foto no se amplíe más, y vamos revisando zonas de detalle para asegurarnos que todo este bien enfocado y podamos pasar a la siguiente fase en el ordenador.

Si disponéis de otro tipo, marca o modelo de cámara réflex, el proceso seria el mismo, solo las variaciones en los menús, posición de botones, etc cambiarían.

La semana que viene veremos también una demostración practica de que hacerle a la foto con los programas de edición. Podéis ver las anteriores entradas dedicadas a este tema: Fotografiando nuestras miniaturas parte 1, donde trato los distintos tipos de cámaras más adecuadas; Fotografiando nuestras miniaturas parte 2, donde explico como debemos configurar los parámetros mínimos para asegurarnos una buena toma; Fotografiando nuestras miniaturas parte 3, donde paso a analizar todo el material fotográfico que podremos necesitar; Fotografiando nuestras miniaturas parte 4, donde podréis ver múltiples opciones para componer vuestra escena o set fotográfico; Fotografiando nuestras miniaturas parte 5, donde veréis con que programas podéis editar las fotos tanto de pago como alternativas “freeware” más que decentes y Fotografiando nuestras miniaturas parte 6, donde veréis que parámetros tenemos que configurar para retocar nuestras fotos.