Hemos perdido la cuenta de cuantas veces, en publicaciones más o menos serias, se atribuye sin dudar el origen de Conan the Barbarian a los cómics.

¿Péro, de donde sale realmente este icono popular por excelencia?

Conan fue fruto de la ágil y prodigiosa pluma del Tejano Robert E Howard, un escritor dotado de una increíble facilidad para escribir de cualquier temática: boxeo, vaqueros, folletín Histórico y todo lo que se vendiera.

Howard creo a Conan en el relato El Fénix en la Espada, por desgracia no pudo saborear los futuros éxitos de su criatura. Se quito la vida a los 3o años, no sin antes dejar un legado increíblemente extenso y crear personajes memorables como Solomon Kane, Kull o el propio Conan.

¿Entonces, de donde salio la imagen que todos conocemos, ese bárbaro fiero con taparrabos y espada en ristre?

Principalmente Howard lo describe como: alto, ágil como una pantera, pelo negro como ala de cuervo y ojos azules como el acero.

Pero en las portadas de las revistas originales donde se publicaron las historias por capítulos, le dieron una imagen extrañamente estúpida y amanerada.

Todo esto cambió cuando las novelas se publicaron muchos años después de la muerte de Howard, Con portadas de Frazetta.

Marvel Comics, en un intento de llegar a un publico adulto, compró los derechos y publicó el mítico magazine en blanco y negro La espada salvaje de Conan ( que es donde muchos articulistas de medio pelo sitúan el origen del personaje).

El resto es historia, siguiendo la estela de Frazetta, increíbles pintores como Vallejo, Norem y tantos otros, hicieron una serie de memorables portadas y en los interiores de los cómics, grandiosos dibujantes como Neal Adams, Buscema o BWS perpetuaron el mito que sigue siendo popular y fresco como el primer día, ese día mítico en que un chico de Tejas, se sentó delante de su maquina de escribir y creo algo que muchos años mas tarde, Fritz Leiber, llamó fantasía heroica.

Alexis Calvo