Muchas veces entras en contacto con un ilustrador o dibujante de cómics a través de una obra en concreto y, claro, intentas recopilar o buscar todos sus trabajos, por que inevitablemente un trabajo bien hecho provoca adicción en el espectador. Mi particular encuentro con este virginiano tan curiosamente “celta” empezó con uno de sus trabajos mas “mainstream” El Estandarte del cuervo , fue uno de mis primeros álbumes de tapa dura, lo cual le daba un barniz de solemnidad. De este cómic en particular me atrajo la atmósfera, la luz y, sobre todo, la libertad creativa que respiraba a pesar de ser un cómic de Marvel.

Está claro que lo que mas importa al señor Vess, no es el academicismo, la definición y otras cosas que en otros autores son fundamentales, lo que realmente consigue con ese, a veces intencionado descuido, es crear luces milimétricas, reflejos, paisajes y en general una desconexión de la realidad para los que observan sus trabajos.

Alexis Calvo