Hace un tiempo me hice con una copia de este busto porque me llamó la atención que estuviera basado en el desaparecido juego Confrontation de la empresa francesa Rackham. La miniatura que representa es el famoso enano de Mid-Nor, Kelzaral el diabólico.

Otra de las cosas que me sorprendió es que era una de las primeras esculturas realizadas por Fran Bushi, es decir alguien que no tiene una dilatado o conocida trayectoria en el modelado de figuras, saca un busto mas que competente y totalmente apetecible.

“Wip” de Fran junto a la inspiración. Escultura acabada

Datos:

Escultor: Fran Bushi

Material: Resina

Piezas: 3

Tamaño: 65mm hasta la cabeza, 90mm hasta lo más alto de los cuernos

Precio: 18€ más portes

A casa nos llega esta caja de cartón rígido con los datos de envío sobre ella. Al quitar estos últimos vemos una imagen con la forma del busto.

Al abrir la caja vemos una bonita dedicatoria del puño y letra de Fran agradeciéndonos la compra y una pegatina de Canary team, el grupo de modelistas de Canarias.

Una vez retiramos las espumas y demás  protecciones vemos el busto y una bolsita de cierre tipo zip donde están los dos cuernos.

Aquí vemos la parte principal del busto, la copia es suave, sin asperezas de la escultura (se nota el cariño que le ha puesto el escultor). Apenas hay lineas de molde y ni una sola burbuja. Lo único que no me termina de gustar es la barba, a este tamaño parecen hebras de lana y no pelos. Normalmente en bustos de este tamaño el pelo o bien se detalla mucho o se simulan unos volúmenes generales, jugando más con los mechones. No obstante con un poco de masilla se puede arreglar porque la forma general y los volúmenes son buenos.

Los cuernos están bien modelados y la zona de corte es limpia, encajando perfectamente en los huecos de la cabeza y como tienen este acabado estriado, fácilmente podremos enmasillar la juntura.

Aquí podéis ver el busto montado con blue tack, no tiene ningún tipo de complicación. Lo único que veo es que he puesto los cuernos al revés… pero el efecto es el mismo.

En definitiva, un buen busto, que, quitando el tema de la barba, hará las delicias de todos aquellos que tanto disfrutábamos con las miniaturas del juego Confrontation. Y a Fran le seguiremos de cerca porque, sin lugar a dudas tiene muy buenas manos. ¡Estaremos atentos a sus próximas creaciones!